El Dr. Bach (1886-1936) fue un médico, cirujano, patólogo y homeópata. Nació en Inglaterra pero su familia era de origen Galés. Después de trabajar muchos años en la medicina ortodoxa y llegar a ser un médico renombrado se enfocó en la homeopatía porque él entendía que las causas de las enfermedades eran las emociones, como reaccionaba la persona frente a la enfermedad y veía al paciente como un todo mas allá de los síntomas físicos. Mientras que la medicina tradicional se enfoca en los síntomas físicos y no en las causas. Para el Dr. Bach las enfermedades o desarmonías se producen cuando hay un desequilibrio entre el alma y la personalidad, entre el sentir y hacer.

Experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, hasta encontrar 38 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas emocionales. A estas 38 flores se les llaman Flores de Bach.

 

“La salud es nuestro patrimonio, nuestro derecho. Es la total y completa unión entre el alma, el cuerpo y la mente; y no se trata de algún ideal lejano difícil de obtener, sino de uno tan sencillo y natural que a muchos de nosotros se nos ha pasado por alto” Dr. Edward Bach

“Si seguimos nuestros propios instintos, nuestros propios anhelos, nuestros propios pensamientos, nuestros propios deseos, no deberíamos conocer nada que no sea gozo y felicidad” Dr. Edward Bach