Beneficios:

  • Colabora con la concentración.
  • Aporta confianza desde el equilibrio.
  • Fortalece piernas.
  • Mejora la postura de espalda alta y hombros
  • Colabora en la apertura de caderas.
  • Trabaja el enraizamiento y la estabilidad.

Contraindicaciones

Lesión en tobillo o rodilla.

Indicaciones:

Desde postura de pie, mirando un punto fijo delante de ti elevar una pierna y colocar la planta del pie sobre la pierna de base por encima o por debajo de la rodilla o bien,
dejando apoyados los dedos en la tierra, generando poco a poco la
estabilidad.

Brazos a los lados de las orejas con las palmas juntas, cuidando no subir hombros. O bien a la altura del pecho. Columna larga, elevando y enraizando al unísono.

Como siempre en posturas de equilibrio la clave es el enraízamiento y mirar un punto fijo.

Realiza siempre un calentamiento articular antes de ejecutar cualquier postura.